Blanca

La ternera Blanca o la que también se conoce con el nombre de ternera lechal, proviene de animales que no superan los 8 meses de vida.
 
Su alimentación se basa en leche o en piensos de leche, lo que hace que su carne sea muy tierna, muy fácil de digerir y con un contenido bajo en grasas.

La carne de ternera blanca tiene un aspecto rosa claro y un sabor suave y delicado. Sus valores nutricionales son muy altos, por ejemplo, 100 gramos de ternera aportan 21 gramos de proteínas, además de aportar minerales tales como potasio, hierro, calcio, magnesio y zinc.

La carne de ternera blanca es una de las primeras carnes que se pueden introducir en la alimentación de los más pequeños.