Cerdo Ibérico

Inicio/Carnicería/Cerdo Ibérico

A diferencia con el cerdo blanco, la carne de cerdo ibérico es más rosada y contiene vetas de grasa entre sus fibras musculares, lo que la hacen más tierna y jugosa. Su sabor y textura viene dado por el tipo de alimentación y crianza al que ha sido sometido, a base de pasto de hierbas y bellotas de las extensas dehesas, sobre todo, de la zona suroeste de España.

La carne de cerdo ibérico, es una gran fuente de potasio y aporta una gran cantidad de vitaminas: la tiamina, vitamina B6, niacina, rivoflavina y vitamina B12, es perfecta para el desarrollo de los más pequeños.

Lejos de lo que opinan algunos, las grasas de la carne de cerdo ibérico, producen un efecto beneficioso para nuestro colesterol porque aumenta el HDL (colesterol beneficioso) y reduce el LDL (colesterol malo).