Cordero

La carne de cordero es típica de la cocina mediterránea, pero también es una carne muy arraigada en el Magreb o la India.
 
El nombre «cordero» corresponde al animal, tanto macho como hembra, que tiene menos de 300 días de vida y que pesan entre 5,5 y 30 kilos. Pasados ese tiempo su nombre será el de «carnero».

La carne de cordero es una fuente de proteínas de buena calidad y alto valor biológico para nuestro organismo, rica en minerales y sobretodo en hierro. 

El sabor de la carne de cordero se caracteriza por un sabor pronunciado, su color es más oscuro que el de el cordero lechal y posee más grasa.

Las paletillas o patas delanteras son ideales para asar a la parrilla o guisar y las patas traseras se pueden elaborar al horno. El costillar, otra zona sabrosísima, la podemos utilizar para freír o asar.